Solicitud de prestamo

Empeño de Autos


El empeño de autos tiene, de cierta forma, un “estigma”, donde se cree que es únicamente para las personas que no pueden acceder a créditos bancarios; así como por el hecho de la palabra “empeño” como tal. Cabe señalar que es un error considerarlo de esa manera, puesto que la opción de hacer un empeño de auto va, desde una decisión planeada, así como debido a una emergencia, cualquiera de ellas por falta de liquidez.


Los empeños de autos, desde sus inicios, han sido y seguirán siendo una de las soluciones más efectivas como método de financiamiento para cualquier persona y cualquier rubro al que sea destinado el uso del crédito. Esto se debe a la rapidez y facilidad con la cual se puede obtener, en comparación con alguna institución bancaria y/o financiera, ya que al ser el vehículo la propia garantía prendaria, no implica mayor riesgo en su trámite, ni en su autorización. Este producto está disponible para cualquier persona física y/o moral que lo requiera, sólo necesita acreditar propiedad del bien a pignorar, ya que los beneficios que se obtienen de dicho empeño son infinitos y van de acuerdo a la necesidad de cada cliente. A través del empeño de un auto, el principal beneficio es que no se desprende del bien, además que representa un flujo de efectivo para la persona. Los contratos que se pueden realizar para el empeño de un auto tienen dos variantes: con garantía en resguardo de la empresa y la otra es donde el bien sigue siendo garantía de la empresa, sin embargo, el cliente puede conservarlo para uso y resguardo de él, previas clausulas pactadas en voluntad de acuerdo por ambos.


Cuando se realice un empeño de autos se debe tener la mayor atención a dónde se hará el trámite o con cuál empresa desea dejar en resguardo la unidad, ya que es de vital importancia verificar que la casa de empeño se encuentre en regla con todos los lineamientos que la ley marca; desde contar con un contrato de adhesión registrado ante PROFECO, como las licencias y permisos municipales y estatales necesarios, según sea el caso. El consumidor, antes de realizar cualquier tipo de trámite; se recomienda, debe hacer una comparativa entre diversas opciones en el mercado, donde se pueda obtener información respecto a las condiciones generales, como tasas de interés, tasas de almacenaje, entre otros, puesto que de ello depende tener la seguridad y obtener los mejores beneficios que a su economía convengan.


Por otro lado, en materia de empeño de autos, en la actualidad, se ha presentado una evolución notoria, misma que se relaciona con la propia evolución del mercado de empeños en oferta y demanda. La necesidad y demanda del cliente final (pignorante), del uso diario y resguardo de sus vehículos se ha visto de manera latente, puesto que el propio bien pignorado, en la mayoría de las ocasiones, es la propia fuente de ingresos económicos; ya sea por ser un vehículo de trabajo o bien, el medio de transporte de personal o el de sus familias; hecho que ha llevado a las Casas de Empeño a ofertar el servicio de permitir a los clientes seguir disponiendo del auto pignorado, con ciertas medidas de seguridad para ambas partes: Pignorante y Casa de Empeño.


El Cerrito, no podría ser la excepción y dejar de evolucionar con esta oferta y demanda, es por ello que crea su producto especial: El Cerrito Autopréstamos, donde el enfoque primordial es beneficiar a sus clientes a través de préstamos en efectivo con garantía de vehículos, donde solo se puede bastar con el resguardo de la documentación de la unidad (la cual ampara la propiedad), de hecho, nuestro slogan es muy directo y pegajoso: Te prestamos por tu auto y lo sigues utilizando.


El empeño de autos ha tenido un gran auge a nivel nacional, sobre todo, en la modalidad de dejar solamente la documentación en garantía y permitir que el pignorante continúe disfrutando del bien, sin embargo, a pesar de que existe una gran cantidad de empresas registradas, pocas son las que ofrecen esta opción, hablamos de tan sólo un aproximado del 30% de las marcas existentes. El problema principal que la mayoría de las casas de empeño ven en esta modalidad, es el riesgo que conlleva el no tener el resguardo y control del mismo bien, ya sea por cuestiones de siniestros o bien, de ser expuestos ante un posible fraude por parte de los clientes.


Como ya mencionaba; la otra cara de la moneda es que el consumidor, de igual manera, tiene que tener y tomar sus propias precauciones al requerir de este servicio, puesto que existe un tipo de vulnerabilidad para ellos al hacer contratos con empresas que no estén registradas y cumplan con los lineamientos que la ley manda. De igual forma, se les hace una invitación a investigar más a fondo si la empresa con la que desea hacer el empeño, forma parte de alguna asociación de casas de empeño, sea una franquicia de alguna marca reconocida o de negocios particulares. En México, actualmente, hay varias Asociaciones, las cuales otorgan, de cierta manera, seguridad de que son empresas legalmente establecidas, por ejemplo: AMESPRE Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios, por mencionar una de las más reconocida. Cabe mencionar que Operadora de Franquicias El Cerrito S.A. de C.V. pertenece a dicha Asociación con la firme convicción de ofrecer tanto a sus Franquiciatarios inversionistas, como a sus clientes, la certeza y seguridad de que al hacer cualquier tipo de negociación, lo realizan con una empresa sólida y apegada a la ley.